Y al día siguiente


Al día siguiente de que el lobo por poco se tragara a los siete cabritillos, pasó una cosa impensable: ¡¡la cabra y los siete cabritillos eran carnívoros!!
Lo que hicieron fue ir a comerse al lobo, pero primero había que encontrarlo. Ellos sabían que vivía en el bosque.Tenían que capturarlo pronto porque ya se habían comido toda la comida, porque estuvieron hambrientos después de salir de la tripa del lobo, y tampoco les quedaba dinero. Lo que tuvieron que hacer fue, buscar por todo el bosque. Al final supieron encontrar dos zorros muertos en la tripa del lobo. Y a el también lo capturaron.

Alejandro